logo Portada Editorial Politica Economia Sociedad y cultura Tecnologia Videos p3m Contacto ...

SOCIEDAD Y CULTURA - INTERNACIONALES (09/03/11)

Calle 13: los sudamericanos hemos abandonado Centroamérica a su suerte

-

 

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por José Cornejo) “Entren los que quieran” es el último disco de Calle 13, cuyo éxito corre como reguero de pólvora por los países latinoamericanos y en la población de ese origen en Estados Unidos. Es entendible: mezcla de rapeo y antiimperialismo, su música se enlaza con discos míticos de la protesta latina luego del genocidio social perpetrado por las políticas del Consenso de Washington. Remite al disco de Molotov “Donde jugarán las niñas” (1997) y sus temas Voto latino, Que no te haga bobo Jacobo; o bien “Libertinaje” (1998) de Bersuit Vergarabat: Se viene, Señor Cobranza, CSM.

 

El origen de los hermanos Residente y Visitante tampoco es casual. Su disco comienza con la frase: “Directamente desde Puerto Rico, la colonia más importante del mundo”. Es un catálogo de protesta social y denuncia contra los estadounidenses: “Le tiro duro a los gringos y me auspicia Coca Cola”, “No le tengo miedo a las confrontaciones porque yo me crié con invasiones”, “Hay que compartir los dulces de la piñata, ahora si el vaquero nos maltrata, puede ser que a las hormigas les salga lo de Zapata”.

 

¿Calle 13 presenta un programa revolucionario? En su personaje "Latino Solanas", Diego Capussotto y Pedro Saborido advierten que el sistema te vende el paquete que critica al sistema, tal como funciona la remera del Ché Guevara. Es posible. En Argentina, la banda hace pie en los sectores medios acomodados de tendencia progresista o izquierda. Pero también hay algo más. Porque si de vender se trata, alcanza con Wisin y Yandel (reggaeton con videos de mujeres pulposas en yates y cadenas de oro sobre abdominales marcados).

Con sensibilidad de artistas, Calle 13 ¿anticipa? el creciente malestar social de su tierra. Centroamérica no ha entrado al siglo 21. Con la excepción de Ortega en Nicaragua y una versión muy light del Farabundo Martí en El Salvador (cuyo jefe y presidente nacional es un periodista de la CNN), la región no ha iniciado el proceso de reformas sociales profundas que caracterizan al litoral atlántico de Sudamérica además de Ecuador y Bolivia. La revolución cubana retrocede ante la asfixia económica y el interesante proceso hondureño fue derrotado. México, la potencia de la región, parece estar gobernado por las armas de los narcotraficantes locales y el dinero de los consumidores yanquis.

 

¿Qué hemos hecho los sudamericanos por ellos? Nada, con dos valientes excepciones. El suministro de energía barata (léase, a pérdida) por parte del gobierno chavista y la activa intervención brasilero - argentina en la crisis hondureña. Este último hito puede expresar un cambio en la tendencia, porque si existe una posibilidad de correr a América Central de la órbita estadounidense es en medio de su crisis financiera.

 

Incluso sectores del kirchnerismo muy comprometidos con la Patria Grande hacen un análisis cercenado de la región. Quizás Calle 13 y sus paisanos deban empezar a preguntarse por sus hermanos sudamericanos.

 

Fuente: Agencia Paco Urondo

 

Fundación Patagonia Tercer Milenio
Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia
SIESE Manuel Ugarte
Jovenes Solidarios

 

espacio publicitario
espacio publicitario
espacio publicitario
 

Copyright 2010 - Prensa Tercer Milenio - Ciudad Autonoma de Buenos Aires, Argentina