logo Portada Editorial Politica Economia Sociedad y cultura Tecnologia Videos p3m Contacto ...

NACIONALES (21/12/10)

El Mano Chanta

-


.

En el noveno aniversario de la crisis que usó de trampolín para alcanzar la presidencia, Eduardo Duhalde lanzó su precandidatura. Como si fuera el conductor de un programa de televisión evangelista caminó en círculos, ensayó ademanes y silabeó consignas de paz. Fue ayer en Costa Salguero.

Eduardo Duhalde lanzó ayer su candidatura presidencial en Costa Salguero. El acto estuvo cuidadosamente despojado de la liturgia pejotera. Enormes pantallas que cubrían los márgenes del salón proyectaron su propia imagen, mientras un gélido y opaco cuadro de Evita, y otro igual de Perón se hundían en la oscuridad del salón. Más vívido que de costumbre, el ex presidente habló desde un atril, rodeado por el público que permaneció sentado a su alrededor, evocó a Gandhi y a Mandela, pero invocó al orden y la represión para resolver los problemas.

Por momentos, Duhalde salía del atril y terminaba las oraciones silabeando las palabras “seguridad” – “pacificación” – “represión” – “orden” – “Chile” – “Brasil” y “Uruguay”. Gastó mucho de su esfuerzo en elogiar a Lula, de quien aseguró que es su “amigo” y dijo que el presidente de Chile era “un revolucionario en serio”, pero no se entendió si hacía referencia a la ex Presidenta Michelle Bachelet, o al más conservador Piñera.

En una de sus declaraciones más contundentes, Duhalde exigió que "no tengan miedo de hablar de represión que no es matar a nadie sino vivir en un país donde el Estado tiene funciones indelegables". E insistió en ser el dueño del saber gobernar en la Argentina. En esa dirección, indicó que en el Gobierno Nacional no saben resolver los problemas, y les sugirió “que me vengan a preguntar, como ya lo han hecho infinidad de veces”.

En una enumeración de lo que consideró las prioridades del país, alcanzó a la conclusión de que “necesitamos políticas de Estado”, pero no precisó cuáles; entendió que es necesario establecer el orden y la paz, y afirmó que hay que recurrir a la represión.

En el último tramo de su presentación, se refirió elípticamente a la política de Derechos Humanos. Interpretó que el presidente de Uruguay Pepe Mujica, al salir de la cárcel después de la dictadura no buscó venganza, implementó políticas de Estado. Con el mismo cometido señaló que en Sudáfrica nadie recuerda a los criminales que mantuvieron preso a Mandela. Esas palabras no solo remiten a otras anteriores, en que aseguró que hay que construir un país “para el que quiere a Videla y para el que no lo quiere”; también remite a la actualidad: esta semana tres juzgados federales dictarán sentencia por crímenes de lesa humanidad en Córdoba, Mar del Plata y Capital Federal. En todos los juicios a los acusados se les imputan numerosos secuestros, torturas y homicidios.

El sobreviviente al terrorismo de Estado Martín Fresneda es uno de los impulsores de una de las querellas contra Videla, en un juicio que se le sigue en Córdoba. Fresneda, consideró que “la condena es muy reparadora no sólo para los muertos sino para los vivos, para los que son sobrevivientes del horror. Lo primero que hace una persona que pasó por una situación similar es ir y hacer la denuncia, pero el hecho de que el Estado genere impunidad es un modo de invisibilizar el horror, la palabra y el cuerpo de la persona que denuncia y, en ese sentido, la condena es absolutamente reparadora porque vuelve a tomar credibilidad la palabra”.

Por otra parte, Mauricio Macri se mostró junto a un grupo de personas en Lugano, y le reclamó al Gobierno Nacional el uso de las Fuerzas y el apego a la ley para desalojar a los homeless del sur de la Ciudad de Buenos Aires. En tanto que la flamante ministra de Seguridad Nilda Garré, aseguró que el Gobierno Nacional cumple minuciosamente con las exigencias del Juez Rafecas y “vamos a recuperar el predio sin víctimas”.


Por Gonzalo Navarro.

 

Fundación Patagonia Tercer Milenio
Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia
SIESE Manuel Ugarte
Jovenes Solidarios

 

espacio publicitario
espacio publicitario
espacio publicitario
 

Copyright 2010 - Prensa Tercer Milenio - Ciudad Autonoma de Buenos Aires, Argentina